admin 19/11/2014

EUROPA PRESS

Los paisajes protegidos de los Pinares de Rodeno, en plena sierra de Albarracín, y de San Juan de la Peña y Monte Oroel cuentan con sus respectivos planes de protección después de ser aprobados este martes en Consejo de Gobierno. Esto supone un paso decisivo en cuanto a su uso y gestión.

Los paisajes protegidos de los Pinares de Rodeno, en plena sierra de Albarracín, y de San Juan de la Peña y Monte Oroel cuentan con sus respectivos planes de protección después de ser aprobados este martes en Consejo de Gobierno. Esto supone un paso decisivo en cuanto a su uso y gestión.

Se trata, en ambos casos, de los instrumentos básicos de planificación y gestión de estos parajes ya que establecen las respectivas zonificaciones del espacio natural objeto de protección y detallan los diferentes usos y actividades prohibidos y permitidos.

Estos documentos contienen las actuaciones de gestión necesarias para la conservación y restauración de los ecosistemas y equilibrios biológicos existentes y fijan las normas para el uso y gestión de los paisajes protegidos a través del establecimiento de un régimen general de protección y de prohibición y limitación de actividades. Promueven también la coordinación administrativa.

El periodo de vigencia de estos planes es de 10 años, con prórroga automática una vez superado este plazo, aunque a partir del quinto año pueden iniciarse los trámites para la revisión del Plan por iniciativa del Patronato.

Pinos y arte rupestre

Los Pinares de Rodeno, en la provincia de Teruel, cuenta con una superficie de 6.829 hectáreas. De ellas, 4.626,3 hectáreas pertenecen al término municipal de Albarracín, 1.579 al de Bezas y 623,7 al de Gea de Albarracín.

En 1995 se declararon Paisaje Protegido. Se reconocía así la importancia de los valores naturales que ofrecen los modelados de areniscas y conglomerados en combinación con la masa de pino rodeno (Pinus pinaster). A la espectacularidad de este paisaje, escasamente representado en Aragón, se une la existencia en este espacio de un conjunto de manifestaciones de arte rupestre levantino.

Este paisaje protegido se encuentra en la Sierra de Albarracín, y constituye un magnífico ejemplo de multiplicidad de formas rocosas a pequeña y gran escala, así como una estrecha relación entre geología, flora, fauna, arqueología prehistórica y actividades tradicionales del hombre, conformando un paisaje de gran singularidad.

San juan de la peña y monte oroel

Este paisaje protegido de 264 hectáreas se localiza en la provincia de Huesca y está distribuido entre las comarcas de la Jacetania, Alto Gállego y Hoya de Huesca. Las altitudes del Paisaje oscilan entre los 700 y los 1.769 metros.

El conjunto presenta un carácter eminentemente forestal de pinares de pino laricio y silvestre, encinares, quejigares, bosques mixtos, hayedos y abetales. En cuanto a la fauna, el ámbito se encuentra entre el mundo mediterráneo y el eurosiberano.

La diversidad de hábitats permite la presencia de gran número de especies que utilizan este espacio como corredor ecológico. Entre ellas destacan el quebrantahuesos, el alimoche, el buitre leonado o el águila real.

Excerpt from: Aprobados los planes de protección para los Pinares de Rodeno, San Juan de la Peña y Monte Oroel

All Recipes App

A %d blogueros les gusta esto: