admin 27/02/2015

EUROPA PRESS

Asciende a 683 millones y cuenta con 20 millones más que en el 2014 para el pago a proveedores

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente con los votos favorables del PSOE, CHA e IU, y el rechazo del PP, el presupuesto municipal para 2015 y que a juicio del vicealcalde, Fernando Gimeno, «es difícilmente criticable».

El presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza de 2015 asciende a 683 millones de euros y el presupuesto consolidado —incluidos los organismo autónomos y sociedades— alcanza los 726,7 millones de euros en gastos y los 728 millones en ingresos, lo que supone un 2,72 por ciento más que en el ejercicio anterior.

Gimeno ha destacado que se produce una «disminución muy importante de los gastos financieros» como consecuencia del aplazamiento de pagos que ha concedido el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y también por la rebaja de los tipos de interés, que se aplican a los créditos contraídos por el Ayuntamiento.

De esta forma se destina menos del 9 por ciento de los ingresos corrientes del Consistorio para afrontar estos pagos. «Es una situación cómoda para el Ayuntamiento», ha estimado Gimeno.

Otro dato que ha destacado es que «va a crecer en 20 millones la suficiencia financiera de las partidas de pago a proveedores y la situación estará más cómoda que años anteriores y, además, manteniendo las políticas de empleo porque el gasto de personal se mantiene».

«nos nos paga la dga»

Tras incidir en que este presupuesto es «difícilmente criticable» ha reconocido que «hay problemas de tesorería» que ha atribuido al Gobierno de Aragón porque «no nos paga», aunque ha confiado en que el próximo mes «nos paguen 8 millones de euros de los fondos del Estado a los que se ha acogido la Comunidad Autónoma».

Este montante forma parte de los 40 millones que recientemente el Gobierno de Zaragoza ha solicitado al Ministerio de Hacienda para que los detrajera del plan de financiación al que se ha acogido el Gobierno de Aragón, y obedecen a pagos de convenios de asistencia social y prevención de drogodependencias pendientes de otros años.

Gimeno ha sintetizado que la relación con el Gobierno de Aragón en este sentido es de «buena voluntad, pero no se llega a un acuerdo definitivo. Tenemos poco éxito», ha lamentado.

Otro aspecto que ha recalcado Gimeno es la aminoración de la deuda para augurar que a finales de este año «estaremos por debajo del 120 por ciento», que se ha registrado a finales de 2014 y también ha subrayado que se ha mejorado la tasa de morosidad «de forma fundamental en 2014 y seguirá mejorando en los primeros meses de 2015, sin ningún tipo de duda». Así, se ha pasado de los 127 días de plazo de pago a proveedores a 81 días en el último trimestre y «la morosidad está en estos momentos por debajo de los 30 días desde el mes de septiembre».

Asimismo, ha expuesto que hay pagos pendientes de aplicar a presupuesto, pero con las modificaciones introducidas a finales de año «se podría lograr que no hubiera ninguna porque ha crecido el presupuesto en más de 20 millones de euros».

Plan de ajuste

Sobre la estabilidad presupuestaria en 2014 ha indicado que se sitúa en los 72 millones de euros y el remanente de tesorería es de unos 40 millones de euros, pero al final se ha quedado en 3,5 millones de euros porque «hemos tenido que pagar la parte del tranvía que no ha pagado la DGA y hemos tenido que colocar unos 15 millones».

Ha avanzado que se terminará la legislatura con una situación «bastante razonable y con problemas porque no nos pagan las administraciones públicas».

El portavoz de IU, José Manuel Alonso, ha resaltado que el ayuntamiento comenzó el ejercicio anterior con 127 días de plazo de pago a proveedores «y acaba en una cifra importante, pero menor, de 80 días», mientras que «ahora estamos en 22,33 días». Sobre el plan de ajuste, ha apuntado que «según los informes del interventor se está cumpliendo y con bastante eficacia».

Alonso ha observado que la ley de haciendas locales y la financiación de los ayuntamientos «es la culpable» de estas situaciones y ha opinado que «o se modifican las fórmulas de financiación o esto está condenado a repetirse», ha aseverado, al indicar que este texto «es uno de los objetivos con los que hay acabar en la próxima legislatura».

«hemos empeorado»

El concejal de CHA, Carmelo Asensio, ha indicado en que «esos 81 días» de plazo de pago a proveedores «es un avance» respecto a 2013, pero «aquí no ha habido una mejora, porque hemos pasado de un periodo medio de pago de 70 días con la nueva metodología -aplicada para medirlo— a 81 días» y en el caso de las facturas pendientes de pago, que se abonan fuera del plazo legal, «van hasta los 236 para aquellas facturas».

Asensio ha estimado que el plan de ajuste «no ha respondido a los objetivos iniciales como instrumento de planificación y está ajeno a la realidad económica de este ayuntamiento». En todo caso, ha deseado que «se cierre un ciclo y éste sea el último informe porque cumplamos esos parámetros del plan» y se logre «eliminar y levantar ese yugo que ha puesto el Ministerio de Hacienda».

Por último, el concejal del PP, Jorge Azcón, ha advertido de que «aquí se paga más tarde en 2014 de lo que se pagaba en 2013», dado que «cerramos el año anterior con 70 días y este año con 81 días», por lo que «no vamos a mejor, vamos a peor y me preocupa que hayamos empeorado la capacidad de financiación del ayuntamiento, que ha bajado en veinte millones entre 2013 y 2014».

En las cantidades pendientes de pago «hemos empeorado de 134 días a 236 días» y mientras que se abonaron 73 millones dentro del periodo legal, se pagaron 206 millones fuera del plazo legal. «Este año hemos vuelto a incrementar y otra vez destinamos más dinero a pagar los intereses de deudas del que destinamos en 2013, la mala gestión tiene consecuencias», ha aseverado.

Go here to see the original: Aprobado el presupuesto de 2015, que Gimeno estima "difícilmente criticable"

A %d blogueros les gusta esto: