Alemania pone a prueba la semana laboral de cuatro días

Alemania espera que una semana laboral más corta haga más productivos a los trabajadores en un momento en que el país sufre una escasez crónica de mano de obra.